En Vitoria el acero siempre ha estado presente. Juan admite con satisfacción que es el material más bonito de trabajar, tanto como material de trabajo (es flexible, fácilmente adaptable) como producto acabado... Los cuadros de acero son elegantes y eternos.

Cada bicicleta fabricada por Juan Vitoria es única, fabricada a medida para cada ciclista.

Construimos cuadros de carretera clásicos y de cicloturismo para hacer viajes largos.

Tubería italiana Columbus, la inglesa Reynolds ó la francesa Vitus son la principal base de nuestros cuadros, la materia prima con la que los fabricamos. 

El primer paso, antes de comenzar con la fabricación de un cuadro, es la toma de medidas del ciclista, principalmente la altura del sillín con respecto al eje pedalier y a la potencia. Entonces se inicia con la preparación de los tubos, colocación, medidas de ángulos y soldadura. Después pintura y ensamblaje de los componentes.

Todos los procesos que conforman la construcción de la bicicleta, desde la toma de medidas, hasta que la bicicleta está totalmente acabada, lista para rodar, se realizan totalmente a mano y una a una.

Desde la primera bicicleta que Juan Vitoria fabricó a mano, en 1.988, enumerada con el número 1, hasta la casi 3.000 que pronto se llegará, muchas han sido las recompensas, historias y aventuras que tienen para contar.

Para los apasionados, que quieren tener su bicicleta hecha a mano, solo tienen que contactarnos o visitarnos con cita previa.