Los inicios de Vitoria, se remontan a los años 70, cuando Juan Vitoria (fundador) descubre su pasión por el ciclismo, se inicia en la competición y en el año 80 da el salto a profesional.


Entre los años 1974 y 1978 estuvo compitiendo en España, Suiza e Italia, en 1979 regresó a España donde corrió en el equipo valenciano “PC Sedavi-Muebles Adolfo”. En el 1980 dio el salto a profesionales, debutando en el equipo de Miguel Moreno Peña “Manzaneque”.


Además del ciclismo, era un apasionado de la bicicleta, lo que le empujó a buscar oportunidades en este mundo.


Instalado en Locarno (pequeña localidad de la suiza italiana), Sergio Golmeski (fabricante de cuadros) le ofreció trabajar con él, por lo que tuvo la suerte de aprender y dedicarse a la técnica de la bicicleta durante años.


Con la idea de volver a España, hacia 1.983 Juan compró toda la maquinaria necesaria para la fabricación de sus propios cuadros, maquinaria italiana de precisión adquirida a Marquete Lange, donde también Eddy Merck había adquirido la misma, años antes. Como es sabido, por aquella época, en Italia, había gran tradición de fabricantes y artesanos de la bicicleta.


Traslado toda la maquinaria a España, y durante algunos años, alternaba temporadas en Suiza trabajando, y en España fabricando sus propios cuadros.
Juan empezaba a lograr éxito en su técnica de fabricación de cuadros de acero, no pasaban desapercibidos, en una época en la que en España eran pocos los que se dedicaban a este sector.


Para optimizar la calidad, control y producción de sus cuadros, Juan decidió dar un paso más, era el momento de poner nombre a esta aventura que había comenzado hace ya unos años y que ya iba tomando forma sobre una fuerte base profesional. Así registró su propia marca, fue en 1988 cuando se fundó Ciclos Vitoria. Juan daba nombre a sus propios cuadros, Vitoria sería el nombre bajo el cual se creaba la marca de bicicletas, momento en el que empezó el desarrollo de su carrera, y de una vida.


Desde entonces, la empresa ha visto y experimentado la mayor evolución que la bicicleta ha tenido desde su existencia.


Desde el acero, pasando por el aluminio, y la llegada del carbono, materiales muy diversos, que requieren técnicas, fases y tratamientos totalmente diferentes, tanto en su fabricación, como en su comercialización.


Los cambios sociales asociados a la bicicleta también han sido muy importantes. En los inicios, una bicicleta de carretera era un producto muy específico, buscado solo por ciclistas de profesión. Actualmente, el ciclismo se ha popularizado y se ha extendido a todos los públicos, generando más necesidades, que han hecho crear soluciones que se adapten a la amplísima variedad de practicantes de hoy en día.


La bicicleta no para de evolucionar, y es primordial saber adaptarse rápido a los cambios y no quedarse atrás.


Desde 2.014 se unieron a la empresa las dos hijas gemelas de Juan, Esmeralda y Diana Vitoria. Desde entonces, la empresa ha sufrido grandes cambios, tanto internamente, en los procesos de producción y organización, como externamente, con una diferente imagen, y con diferentes objetivos, orientados a la innovación, tanto en el producto como en la experiencia del consumidor.